La cara de ira confiere un beneficio estratégico

Hay dos fuertes indicios de que la cara de ira fue "diseñada" por selección natural. El primero es que parece exclusivo de los humanos; nuestro pariente sobreviviente más cercano, el chimpancé, no usa las mismas expresiones faciales que nosotros. El segundo es que los niños con ceguera congénita producirán expresiones normales de ira. Estos hechos …